Avisar de contenido inadecuado

LA VIDA CONTINÚA

{
}

El sentía mucho más de lo humanamente creíble . Puede incluso que su prosa no fuese lo bella que él deseara, pero era su estilo y no sabríia hacerlo de otra manera.

 Exceso de sensibilidad es la de ese hombre y  puede que sea la excepción de la tónica general que atribuía a las mujeres ese exceso de tan sublime cualidad.

 Y en el fondo solo necesitaba un mínimo de comprensión, algo que hacía algún  tiempo   no encontraba. Aunque parezca exagerado,  no es gratuita esta afirmación que se hace con el corazón mas que con la razón.

No puedo saber si esa incomprensión que sentía era debidda a su manera de actuar ante los acontecimientos diarios,  a la  manera de comunicar sus verdaderos sentimientos, o tal vez a su falta de sinceridad.

Sentíase solo y a veces perdido, pero lo que más le dolía es esa forma en que la vida transcurría, sin sentir el apoyo que tanto le aliviaba, de  sus ascendientes y  amigos . Familiares y amigos la mayoría de ellos desaparecidos,  si no en combate bélico,, sí en el verdadero combate de la vida diaria.

Como decía la Santa de Ávila " cada dia tiene su afán" y es lo que toca a los que van quedando que son muchos, a pesar de los que se marcharon, y a los que él recuerda con todo el cariño del que es susceptible. 

Lo mas recordado y sangrante fue la  pérdida de una hermana  mucho mas joven que él, tras larga y  muy penosa enfermedad. Dificil es digerir  cosas así,  pero que son irremediables. Y es lo que más le desesperaba,  lo irremediable.

 Aquello de por doler me duele hasta el aliento, que decía el poeta de Orihuela, sentialo R. N., sin duda  a chorros.

Una vida plena conlleva siempre pérdidas y ganancias; casi siempre el balance suele ser positivo, o al menos eso pensaba el personaje hasta hace unos meses y que  ahora en las horas bajas, duda.

Debería bastarle el haber tenido una vida laboral plena, llena de satisfacciones y de tener unos hijos que han conseguido por ellos mismos una situación muy estable y tener unos nietos maravillosos.  El hombre no obstante, no acaba de sentirsel pleno,  ¿por qué ?, a veces me lo pregunto en estos dias en los que le veo cavizbajo.

A pesar de llevar juntos mas de treinta años y profesarse mutuamente un amor incondicional, son incapaces de comunicarse y, sobre todo, de entenderse. Cada uno reacciona de modo distinto ante  una puesta de sol, una amenaza, la posibilidad de una infidelidad...y hasta  de cualquier insignificancia.

 Ellla vive en alerta permanente, y con el consumismo a flor de piel,  mientras que él hace todo lo posible por abandonarse al curso de la vida y lucha por desembarazarse de su conciencia, sus prejuicios y  la herencia que se ha convertido en un fardo.

Y todo pasó como una luz que se apagó,  aunque el corazón siga latiendo.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario LA VIDA CONTINÚA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre