Avisar de contenido inadecuado

Uad-Lau

{
}

Uad-Lau

Aquel verano llegaba a su fin. A finales de Septiembre mis padres se preparaban para el retorno a Marruecos.

En ésta ocasion por primera vez nos acompañaba Ramona, mi abuela materna que a regañadientes tambien se apuntó a la aventura.Le decía muy enfadada a mi padre: Joselito ¡¡¡que te conste que yo me voy a ese destierro por mi hija!!!.  ¡¡¡claro señora por quien si no !!!, le contestaba mi padre. 

En aquella época todo era muy oscuro.Todo me parece ahora muy pobre. Ahora lo vemos como esas películas en blanco y negro,  tan lejano...

Aquel viaje era una aventura.Íbamos hacia un  destino desconocido. Ahora si me parece que mi padre era un aventurero.

Salimos a las siete de la mañana de Cádiz con todos los enseres de un hogar. He dicho con todos y he dicho bien. Pueden imaginar que no faltaba nada.  La ruta era Cádiz  -  Algeciras en autobús de Comes. No  podeis imaginar los jóvenes de ahora como eran aquellos autobuses. Solo entrar, estando parado,  te daba nauseas al  oler aquella mezcla de gasóleo con aquellos asientos de un tejido que llamaban gutapercha.

Una vez en marcha se deslizaba lentamente, produciendo un ruido infernal y creando un estado de fatiga en los cuerpos de los niños de siete años que teníamos entonces. El autobús iba parando en cada pueblo , San Fernando,  Chiclana y Vejer. Aquí en la llamada Barca de Vejer paraba mas tiempo, lo que nos permitían bajar unos minutos. Isabelita que era muy propensa a arrojar lo hacia a placer en este sitio. Su carita pálida parecía recobrar algo de vida. Luego venia Facinas y  la casa de Postas creo,  y por fin Algeciras.

Ese trayecto que ahora  hago con mi volkswage por la autopista Jerez- Los Barrios, desde ¨Cádiz hasta  Algeciras en una hora escasa, se tardaría entonces unas cuatro horas de penoso y lento viaje por aquella carretera y en autobús.

La Algeciras de entonces nada que ver con la actual. Una vez que los equipajes eran descargados ,nos disponiamos a sentarnos en unos veladores en las numerosas  terrazas que rodeaban todo el frontal del puerto.

Eran numerosas las  terrazas y amenizaban las mañanas soleadas  unos músicos callejeros  que se ganaban la vida con las monedas que les daban,  los ocupantes de aquellos veladores.

Habia mucha vida que yo recuerde   a mis siete años.Yo no era consciente a esa edad del estado de miseria de aquella ciudad que vivía principalmente del estraperlo o contrabando.

 Entre la ciudadanía de finales de  los años 40 se utilizaban a menudo indistintamente los términos contrabando y estraperlo, refiriéndose siempre a la circulación y venta oculta de productos de primera necesidad que estaban racionados. También existía el contrabando de tabaco con el peñón de  Gibraltar.

El trayecto en barco,  en aquel barco, era otra pesadilla para los pequeños, mareos y vómitos,  sobre todo Isabelita. Nada que ver con los modernos hidrofoil que atraviesan el estrecho en menos de 30 minutos.

El trayecto de Ceuta a Tetúan lo hacíamos en unos autobuses de una compañía llamada C T M,  siglas que no sabía que significan, ni me ha importado después saberlo.( 1 )

En Tetúan  hacíamos noche para al día siguiente emprender el viaje hacia Uad- Lau en una Valenciana. Este era un autobús de una compañía que enlazaba Tetuán con casi todas las ciudades del Norte de Marruecos. Se le llamaba de manera genérica la valenciana. Los antiguos residentes de aquel país saben bien de aquellos autobuses.

 El viaje después de pernoctar en Tetuán,  era una novedad para todos emprender la última etapa.

Después de casi dos horas atravesando montañas,  con una carretera de tierra, llena de curvas, divisamos una torreta en lo alto de la última montaña, y al girar la última curva, divisamos por fin una inmensa llanura con la playa a la izquierda y el poblado marinero,destacando la mezquita que aparece en la foto y en la que estamos los dos niños de la familia.

Al bajarnos nos esperaban el mudarris y el ordenanza de la escuela de mi padre, un musulmán alto y típico llamado Abdelkader Sarguini.El se encargó de llevarnos los enseres y llevarnos a la casa que seria nuestro hogar  al lado de la escuela.

Al-lah ua keber

 

           No hace mucho un lector me dijo que CTM era la compañía de transporte marroquí                                              

{
}
{
}

Comentarios Uad-Lau

hola .....espero no me haya olvidadoooo...jaja...ni k tuviera tanta importancia verdad????....bueno ya enserio espero este de lo mejor...k todo en su entorno gire acorde al momento de cada detalle....ya sabe se le kiere....


besos
y bellos recuerdos...y esa foto dice mucho mas ....sabe???...me gusta leer lo k escribe....me gustan sus recuerdos.....escuche mi musica y me comenta si le gusto ok???

http://www.youtube.com/watch?v=HpU10C4h-tI

le dejo muchos abrazos y besitos tambien y cuidese mucho.....
Los recuerdos son como diapositivas que se quedan ahí. Todo cambia en la vida...pero lo que nos pertenece son esos retazos de nuestra vida que vuelven a nuestra mente.
Felicidades
Buenos dias, soy nativo de Uadlau, conozco bien la zona de cadiz chiclana, muy interesante el blog, creo que eres de las muy pocas que saben a la perfeccion la historia de mi pueblo, la escuela donde estudiaste que tiene casa a su lado es la misma donde estudie yo en 1991, es la de las mas antiguas que existieron alli pero ya la demolaron hace tiempo y construeron otra en su sitio, esta justo detras de la mezquita, espero que puedes subir mas articulos y si es posible si tienes mas fotos del pueblo las subas aqui para mi es un tesoro saber de donde vengo y la historia de mi tierra, saludos desde Zaragoza y perdon por mi español
Yassine abbite Yassine abbite 20/01/2019 a las 22:48

Deja tu comentario Uad-Lau

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre