Avisar de contenido inadecuado

Silva

{
}

 

 


A propósito del flamante (hace pocas horas) premio Planeta de novela %u201CLa marca del meridiano%u201D, de Lorenzo Silva, quiero hacer algunos apuntes que me hacen recordar algunos de las posibles conexiones entre el autor del título que avala el Planeta 2012 y yo.

En efecto, en Enero de 2009 leíamos en el club de lectores de los jueves en la Biblioteca Pública Provincial en Cádiz, una novela de Lorenzo Silva titulada, %u201C El blog del Inquisidor %u201C, novela que comentamos en dos jueves consecutivos, y que gustó a casi todos los miembros del club, en unos momentos de máximo apogeo de este.

No memorizo todos los libros que leemos y menos al cabo de más de tres años. Aunque este del  Inquisidor  me quedó grabado  por la originalidad de la novela, y  quizás también  porque su autor fue invitado  por la BPP algunos meses más tarde.  A veces hago comentarios  en el blog de jomaiga, pero no lo hice en esa ocasión.

 Si puedo decir ahora,  que es una novela que me pareció muy original al conectar dos épocas de la historia de España, la del siglo XVII y la  actual. Aquella con toda la carga de oscurantismo propia de aquel siglo y de aquella Iglesia y la de ahora con toda la frescura  y toda las posibilidades que las  tecnologías informáticas ofrecen. Y ese contraste del necesario  flashback es lo que le hace ser a mi juicio, tan original.

 Además  me pareció   ver en ella como la mentira, la manipulación, la traición y el crimen trasciende  todas las épocas, pero en esta novela hay un plus en la que el protagonista masculino da una lección de honestidad profesional.

Lorenzo  como dije pudo venir invitado, un miércoles al salón de actos de la biblioteca de Cádiz y pudo hacer un análisis no solo de la citada novela, sino  en general,  del panorama actual de la novelística en nuestro entorno y su aporte a la misma a través de su dedicación casi exclusiva  a la literatura.

Y otra razón que me hace sentirme de algún modo cercano a este escritor es,  su simpatía y admiración hacia el cuerpo de la Guardia Civil. Sentimiento que ambos compartimos, él desde su vertiente de novelista, que ha escrito los episodios de Bevilacqua  y Chamorro,  serie de una pareja de guardias civiles,  muy interesante, que obtuvo importantes premios literaarios  y yo de damnificado por los sucesos de Casas Viejas, en los que, como siempre la Guardia Civil  tuvo una actuación ejemplar., en la persona de mi abuelo,  Manuel Garcia Alverez, tambien recordado en más de un post de este blog

{
}
{
}

Deja tu comentario Silva

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre