Avisar de contenido inadecuado

Sevillanos

{
}

Hace unos días navegando por YouTube me sorprendió encontrar un personaje muy conocido, personaje que encaja en ese mundill castizo, del más puro estilo andaluz universal, del que tanto sabía el ilustre escritor polifacético, José María Pemán.

El personaje en cuestión es José María Pérez Orozco, fue un catedrático de lengua que falleció en el año 2016. Se pueden ver muchos videos del personaje, que con el gracejo del andaluz sevillano, se explaya con soltura cuando habla de lo que tan bien conoce, cual es el habla andaluza.

El tipo tenía su gracia y se entonaba a la manera de los que se saben escuchados por un público ávido por conocer las cosas de su tierra, en un ambiente cordial y distendido.

De todas formas la figura de Pérez Orozco es ya un programa, siempre con indumentaria campera creo que en ambientes coloquiales le llamaban el Gorrilla, por ir siempre tocado con gorra de plato

Es muy interesante como se recrea José María, cuando se refiere al habla de los andaluces, diciendo que la categoría y la importancia del habla se miden por la economía de lenguaje que hacemos. A los andaluces nos gusta tanto hablar que tenemos que comernos partes de las letras, porque si no, nos faltaría tiempo. Y hace con esta reflexión una colección de ejemplos muy graciosos. Para afirmarse en algo que le niegan dice eso tan contundente como... NO NI NA

También hace en uno de los videos de YouTube alusión a un personaje de su pueblo al que llamaba Séneca.

No sé por qué, pienso que este Seneca al que se refiere Pérez Orozco, puede estar relacionado con el que aparecía en una serie de televisión llamada El Séneca que escribió Pemán para TVE, la única TV que entonces existía.

Recuerdo vivamente aquella serie televisiva, porque gustaba mucho en casa, mis padres, hermanas, mi tío y yo siempre la veíamos, una de las actrices, Rita Sansó, era la madre de mi amigo Luis Miguel Cardenete.
La serie seguramente hoy no podría competir con las series de Netflix,HBO etc.,pero tenia el encanto y la inocencia de una época ya muy lejana.

En mi época de estancia en la capital hispalense, tuve ocasión de conocer personajes de muchos estilos, siempre correctísimos y educados. Eran otros tiempos

En los últimos años de los sesenta viví en Sevilla y en febrero de 1967 cobraba mi primer sueldo y a mi vuelta de Barcelona me decidí a sacarme el carnet de conducir. Para ello me dirigí a una academia de las pocas que existía en aquellos años. Un gran cartel en un ventanal de la segunda planta de la avenida donde se hallaban las grandes cafeterías Se llamaba ALONCA, acrónimo del nombre de su dueño Alonso de Caso. Estaba situada en la Avenida Jose Antonio, actualmente Avenida de la Constitución. Para el que no conozca Sevilla, (cosa extraña) , sabrá que es esta la principal avenida del centro de la ciudad..

El personaje Alonso, mi profe de conducir, es también un sevillano típico que en esos años eran el vivo ejemplo de personas sanas y no desprovistas de ese humor andaluz, no contaminado aún por los complejos de demócratas que aparecerían ocho años después’ en la región

Tenía la academia un solo coche y un solo profesor que era Alonso. Enseguida note que era una excelente persona que le gustaba su vida de autónomo. Quedamos enseguida para las clases prácticas.

Habíamos quedado en la Campana, típica y famosa plaza sevillana cuando apareció Alonso con su pequeño seiscientos.Bajose del mismo para que yo ocupase su lugar mientras él se sentaba de copiloto. Solo me dijo que me sintiera cómodo. Y me dijo vámonos. Yo le dije que no tenía ni idea. Me respondió, no importa eso,  abre la ventanilla y apoya el brazo para vacilar. Asi era de despreocupado y .....embraga mete primera y acelera soltando embrague.Todo Sevilla para ti y al finalde la clase me dijo a partir de mañana nos vemos en el Bar Citroen.

Hace unos meses estuve con Begoña y con Maria, Ester y David y todavia estaba el Bar Citroen cincuenta y dos años depués.

.

{
}
{
}

Deja tu comentario Sevillanos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre