Avisar de contenido inadecuado

reflexiones conmigo mismo

{
}

 

 

 La Catedral de Cádiz

 A veces no me siento libre.  Se que algún día desapareceré como es ley de vida.  Como se fueron mis padres algunos amigos e incluso una hermana muy joven,  Mari Carmen,  de la que me acuerdo muchas veces. Ella y yo teniamos una especial sintonía y sobre todo en los grandes temas de la vida y de la muerte. Ella era mas fuerte y mas valiente que yo.También algún día hablaré de esa  hermana extensamente. Muerta prematuramente hace  pocos años.

Decía que no me siento libre a veces por algunas  razones, a veces aparentemente  sin causa.  Pero que me hacen sentirme infeliz por unos momentos. Me suele ocurrir cuando de madrugada o al filo del alba me despierto sin causa justificada. No creo en los espíritus de la noche, que creían hace siglos, cuando todavía no se conocía la luz eléctrica ni la luz de gas, o ni siquiera el fuego, .¿Que sentían aquellos hombres y mujeres en las oscuras noches de  invierno? Ya se que algún bromista podría hacer el chiste fácil y erótico.  Pero aparte de eso la gente pensaba, ¿ o no? Yo creo que si . Desde los albores de los  tiempos  el hombre se acostumbró a pensar, de lo contrario no hubieramos llegado donde estamos.

Pero quiero dar el sentido a ese miedo a ese algo desconocido que es el fundamento de este artículo. Ese miedo lo descubrí hace poco. En realidad todos lo tenemos . La única diferencia es que  unos se dan cuenta y otros no. Lo mas difícil es la capacidad de ver. Ver con claridad.El susto mayor es por la aniquilación del miedo. No queremos dejar el miedo.  Habria que dejar las cosas atrás y enfrentarte a la felicidad.

Pero es que no queremos ser felices.Preferimos volver al nido antes que volar, porque tenemos miedo, y el miedo es algo que conocemos, pero la felicidad no. El quedarme como estoy. Miedo a lo que no conocemos.

Dice de  Mello :" Es como aquel que esta metido en la porqueria hasta la boca y lo único que le preocupa es que no le hagan olas, no que lo saquen de alli ". No quiere salir de su estado. Es lo mismo que si a un feto que flota en el seno materno, le dijeran que iba a salir al mundo,  que iba a nacer. Por mucho que le pintaran lo bonito del mundo querria seguir en la oscuridad. En la seguridad de su vida fácil, de su vida flotante,  segura,  cálida. El quedarme como estoy.  Es la inercia, la resistencia al cambio. Por esta razón no se cambia de trabajo .  No se cambia de residencia. No se cambia de pareja. E  incluso no se cambia de enfermedad. Y esa manera de se r,  tan segura , tan absurda,  es la decadencia de las personas y de los pueblos. Pero no olvidemos que el que cambia sale del letargo, ve lo nuevo, abandona la esclavitud. Es despertar  y no perderse la vida.

La idea está clara. ¿Que hace falta para despertar? Pues no hace falta esfuerzo, ni juventud, ni un cursillo del INEM. Solo la capacidad de pensar algo nuevo, de verlo y descubrir lo desconocido.Y descubrir que el pasado está muerto y que solo el presente está vivo. Vivir el presente.

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios reflexiones conmigo mismo

"¿Bailamos?"... También yo, hice estas reflexiones un día, conmigo misma. Pero yo, no tengo miedo a ser feliz, al contrario, busco esa felicidad, cada momento de mi vida. Me gusta lo que escribes, nuestro medio de comunicación, verdad?. Así que si te parece...bailemos. No cambies.
Pilar Pilar 05/09/2012 a las 14:59
Gracias por tu comentario Pilar.Espero que encuentres esa felicidad que todos buscamos, y que al final seguro que conseguirás. Un abrazo

Deja tu comentario reflexiones conmigo mismo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre