Avisar de contenido inadecuado

Recuerdos de la infancia V

{
}

Los recuerdos de los primeros años de nuestra vida quedan grabados de manera indeleble en nuestras mentes, aunque los más cursis podrían decir que los guardamos en el corazón.

El hecho de haber tenido muchos cambios de residencia en aquellos primeros años de mi existencia, creo que acrecienta más esos recuerdos que como una nebulosa vienen y se olvidan pero no terminan de irse y esa recurrencia impiden su olvido.

Mis primeros recuerdos son en Ceuta a una edad que cifro en tres años aproximadamente y que reflejé ya en este blog , bajo el titulo “ Recuerdos de la infancia I “ , de una serie del mismo título, que llegan hasta cuatro artículos de vivencias aisladas. Con este serian cinco.

Casi todos los artículos de esa serie o posts como se dice ahora con esa manía que tenemos en España de abusar de anglicanismos, son de los años moros y alguno de unas vacaciones en Cádiz.

Dicho lo anterior me viene a la memoria un final de curso en la escuela de niños de Uad – Lau, donde mi padre era el Maestro Asesor, tal era el nombre del cargo que ejercía en esa época.

Era costumbre en Uad Lau los finales de ciurso, reunir a todas las autoridades del poblado en la Escuela. Asistian los Kaids de las Kábilas circundantes y el gobernador de la región, que entonces se denominaba el Interventor. También eran invitados el jefe y oficiales de la Mehala y por supuesto los alumnos del centro, tanto marroquíes como españoles .

Una vez reunidos se procedía a los saludos entre los asistentes y se servía un desayuno, de Té con pastas de la rica cocina árabe, para después pasar a la visita de la exposición de los trabajos realizados durante el curso.

Acto seguido tomaba la palabra el Maestro  Asesor, con José,  después el director Mohamed Zucary, Seguidamente se  procedía a la entrega de premios a los mejores alumnos.

A todos los alumnos se le obsequiaba con unas golosinas, que nos hacían una enorme ilusión.

Esto ocurría en aquellos años de postguerra, en el Protectorado de España en  MoMarruecos, en el día 30 de junio de principios de los años cincuenta. . Ese mismo dia o al dia siguiente partíamos de vacaciones hacia España, concretamente a Cádiz , donde nos esperaban mi abuela , tías y tíos.

Era un largo viaje entonces, lo que ahora se hace en pocas horas y era una enorme alegría el encuentro con la familia, principalmente con mi abuela Ramona, a la que yo quería especialmente y cuyo cariño era enormemente correspondido.

Una delicia el despertar en Cádiz. y oir proximo al Mercado Central de Abastos el pregonar de algunos mercaderes próximos a la casa pero sobre todo el pregonar de una mujer el Diario de Cádiz.El contraste de civilizaciones.se hacia muy patente

{
}
{
}

Deja tu comentario Recuerdos de la infancia V

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre