Avisar de contenido inadecuado

Recuerdo

{
}

Una tarde clara de verano , ¡ay que lejano!, con cinco años no más, volvía yo con mis padres en el tren de Ceuta hacia Rincón del Medik y ese sol de la tarde entraba en el vagón.

La idea de la felicidad, es aquellos momentos del sol entrando en el vagón, mientras el niño somnoliento agazapado en el regazo de su madre, debió soñar algo extraordinario, que no ha dejado de perseguirle dulcemente y de manera espontanea, en muchos momentos de su vida

A esa edad no sabes de otra cosa que soñar semidormido, sentir el aquí, el ahora, el momento o todo a la vez, No es fácil transportar a día de hoy un momento como aquel, pero lo recuerdo vivamente, quizás porque lo habré tenido siempre escondido en el subconsciente. que de vez en cuando aflora como ahora, uy, y sí, hoy mire por donde, se me ha ocurrido trasladarlo al papel, ¿que digo?, al teclado, Será por el deseo de retenerlo ya para siempre y que se enteren mis nietos de que tuve cinco años.

{
}
{
}

Deja tu comentario Recuerdo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre