Avisar de contenido inadecuado

De las nuevas tecnologías

{
}

Ya estoy al acabo de la calle en todo lo que ataña a las redes sociales y sobre todo a los programas sensacionalistas de televisión.

Como en muchas de las nuevas formas de comunicación, ya sea whatsApp, correos electrónicos o las conocidas redes sociales, se necesita un mínimo de conocimiento de esas aplicaciones.

Ese conocimiento que a los bebés les viene dado gratuitamente a juzgar por la rapidez con que se adaptan y revelan extraordinario manejo,  no es tan fácil para los mayores que,  a duras penas nos entendemos con los teléfonos móviles de alta gama u ordenadores de última generación

Me consta que no es cuestión de edad ni de nivel intelectual, de hecho conozco más de un caso de conocidos o amigos de altísima formación, que no dan pié con bola en estas cosas.

Los casos como digo son numerosísimos y no habría una razón aparente para justificar estos casos de “ analfabetismo moderno “

El caso más paradigmático de lo que comento es el de un extraordinario amigo,  fallecido recientemente que.  pese a tener en su haber premios extraordinario en carreras y número uno en oposicion a  cuerpo elevado del Estado, y habilidades en muchos hobbies, no era capaz de extraer dinero de su cuenta en los cajeros callejeros. Siempre hacia cola en las ventanillas del banco. Ni siquiera tenía móvil. Este amigo al que he aludido en algunos escritos de este blog,  no necesitaba lo que a muchos de nosotros nos parece imprescindible.

Esta inhabilidad sé que no es torpeza y si cierto empecinamiento en no querer cambiar hábitos y mucho menos si son de índole informáticos.

Las televisiones más sintonizadas hacen alarde de su gran afluencia de seguidores y hacen participar de forma virtual en los debates con la nueva fórmula de los  #hastag  del momento.

Nunca entenderé como hay gente en Twiter o en Facebook o en Istagran que tienen cientos de miles incluso de millones de seguidores.
Hasta puedo creer que los seguidores de una persona famosa puedan perfectamente llegar a esas cifras, casi siempre millonarias,  por mor de una afición o admiración a ellos, pero tengo conocidos que atesoran varios miles de seguidores en twiter y no se como lo han hecho..

.

.

{
}
{
}

Deja tu comentario De las nuevas tecnologías

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre