Avisar de contenido inadecuado

En un lugar del Atlantico

{
}

En un lugar del Atlantico

 

 

 

" En un lugar del Atlántico" es la novela que acabo de leer en el Club de Lectores de Cádiz. La novela que ha sido comentada el pasado jueves,  ha obtenido  elogios por casi todos los miembros que componemos dicho Club. Este  se reúne cada  jueves   de 19;30 a 21 horas enla Biblioteca Pública Provincial en la capital gaditana.

 Esta reunión para comentar las novelas que leemos,  es sobre todo una tertulia, que disfruta del placer de compartir una lectura y que la mayoría de las veces deriva en temas de actualidad.

Pero lo que mas me gusta de esta tertulia es el ambiente distendido, el respeto a las opiniones contrarias y la libertad con la que cada cual puede expresarse.

 En " En un lugar del Atlántico"  se narra las costumbres y  los anhelos de un pueblo africano de Senegal  y la emigración de algunos  de sus habitantes a Europa. Principalmente ala Francia de Chirac.

Aparte de las costumbres y de la pasión por el fútbol que se desata desde el principio de la novela, resalto la enorme fuerza expresiva de la narradora. En aquel poblado de Niodior, en una Isla  frente a Dakar,  un televisor maltrecho,  concita en el bar del pueblo a todos los muchachos que sueñan con la "opulencia" de Europa.

Fatou Diome, describe con especial sensibilidad todas las aventuras y desventuras de su pueblo. 

 A través de la comunicación telefónica de la protagonista que ahora vive en París,  con su hermano Madiké, pequeño muchachito que vive en el poblado africano, se va informando de las incidencias y vicisitudes del poblado.

“Las mujeres senegalesas ejecutan la danza del ventilador a las mil maravillas,  ha puesto para ello una música incitante y balancea su espalda con las manos en sus rodillas." Algo de sensualidad africana no exenta de cierto erotismo.

O este otro pasaje” hasta  el día que necesitó jengibre para aromatizar las salsas para su esposo....Pero ni el jengibre ni los encajes que cada vez eran mas llamativos y  transparentes, consiguieron que la virilidad se irguiera,  que el vigor sentimental de su canoso marido regresara".

Toda la novela es constante en descripciones, que ponen a prueba la capacidad de seducción de esta mujer.

 Y no solo esta llena de pasión africana hay también  tristes episodios de desencantos,  de sacrificios, y de sueños rotos,  de extrema crueldad,  de machismo y de tragedias familiares. 

 En fin,  en toda la novela se recurre  machaconamente al ATLANTICO  y  la entiendo,   pues en los momentos de baja forma, de tristeza o de alguna decepción,  también me  acerco al paseo Marítimo de Cádiz,  para sentir en el alma,   la brisa de ese  mismo  océano.

{
}
{
}

Deja tu comentario En un lugar del Atlantico

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre