Avisar de contenido inadecuado

La Regenta

{
}

 

 

 

 Esta novela asignada en el presente verano a los componentes del Club de Lectores de los jueves en Cádiz, será comentada, probablemente en Septiembre en el primer día del curso 20011-12

Magnífica la edición  de Mariano Baquero en Austral-Narrativa, ya que no solo se limita a presentar la novela sino que además hace un análisis exhaustivo de cada uno de los mas de 120 personajes de la novela. Esto es  muy de agradecer ya que facilita  la lectura de la extensa novela de Leopoldo Alas.

Aunque el tema central de la novela es el adulterio de la protagonista que da nombre a la novela, no deja de ser novedoso la manera de ir introduciendo a los personajes desde el principio de la narración. ¡ Que elegancia y  que dominio de la psicología y de la idiosincrasia de una ciudad imaginaria allá por el último tercio del siglo XIX ! .

Muy escuetamente se puede resumir  así:

En una ciudad imaginaria, Vetusta, vive Ana Ozores, casada con Don Víctor Quintanar, regente de la Audiencia, mucho mayor que ella, un  matrimonio  de conveniencia sin el menor atisbo de pasión ni cosa que se le parezca. Así su vida transcurre en la mas absoluta monotonía.

 Conoce a Don Fermín de Pas, Magistral de la catedral, quien se convertirá  en su confesor. Ana siente una gran atracción y admiración por él.  Conoce a Don Álvaro Mesía, hombre  educado y con fama merecida de gran conquistador, el cual acaba enamorando a la Regenta. El Magistral siente verdaderos celos de don Álvaro.

Ana y Álvaro se  aman. El Magistral se halla tan mal, que llega hasta conquistar a Petra, la criada de Ana, a la que  dice que la espíe  y a cambio la convertirá en su nueva criada. Petra, un día le cuenta que ha visto cómo Ana se ve con Don Álvaro, quien trepa por el balcón de la habitación de la Regenta. El Magistral le pide a Petra que adelante una hora el reloj de Don Víctor. Éste ve a Don Álvaro saltar del balcón de su mujer. Lo reta a duelo y en el mismo Don Álvaro mata a Don Víctor y huye.

Ana se entera de todo cuando don Álvaro le escribe una carta contándole lo ocurrido. Cae enferma durante un tiempo, al cabo del cual se decide a salir y dirigirse a la catedral . El Magistral la observa con la faz llena de odio. Ana siente miedo y cae desmayada. El Magistral  la abandona dejándola tirada en el suelo.

Curiosamente este resumen que hago es práctiamente el contenido de los tres últimos capítulos de la extensa novela de treinta. Lo anterior es un tratado de la vida y costumbres de muchísimos personajes mas de los que cito. Un conjunto de personajes secundarios magníficamente ensamblados  y retratados por el autor en una ciudad que languidece de tedio.

Aunque este resumen  pudiera parecer un folletín de la época, no es óbice para que al leer la obra capítulo a capítulo, sienta que estoy ante una de las mejores novelas leidas. 

Me impactó el comienzo de la  novela por el exquisito gusto con que el autor se recrea en descripciones tan simples como un instante y un lugar diciendo esto:

La heroica ciudad dormía la siesta. El viento Sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes  blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el Norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles que iban de arroyo en  arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina revolando y persiguiéndose, como mariposas que se buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles.

Cual turbas de pilluelos, aquellas migajas de la basura, aquellas sobras de todo se juntaban en un montón, parábanse como dormidas un momento y brincaban de nuevo sobresaltadas, dispersándose, trepando unas por las paredes hasta los cristales temblorosos de los faroles, otras hasta los carteles de papel mal pegado a las esquinas, y había pluma que llegaba a un tercer piso, y arenilla que se incrustaba para días, o para años, en la vidriera de un escaparate, agarrada a un plomo.

Con este magnífico comienzo  me enganché a la famosa novela, que ya conocia a traves de la literatura de 5º de bachillerato por la profesora Dora Bacaicoa, y también por la colosal  serie emitida en TV hace unos años.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La Regenta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre