Avisar de contenido inadecuado

El Convento

{
}

Después del fallecimiento de mi querida tía Josefa, dejé Cardoso 2, 2º Dcha y me instalé en el Convento de Sta María, invitado de Francisco Iglesias, mi querido tío, único hermano de mi padre.

Era mi tío el capellán de este Monasterio de monjas de Clausura de la orden Concepcionistas Franciscanas.

Era esta, una vivienda desvencijada que se entraba por la calle Teniente Andujar y era una puerta que daba el cante monasteril.
Esta puerta, cuyo llamador no he olvidado, daba acceso a un bonito patio, con un pozo central de bonito brocal, llenos de macetas con plantas ornamentales, que realzaban el entorno próximo al locutorio de las monjas  y más adentro con el torno, para las diarias comunicaciones de las monjas con el exterior. Más de una foto anda rodando de aquella feliz época en este patio.

Aquí llegué con veinticinco años un dia del mes de Abril de cuyo año no quiero acordarme, no por nada extraño, aunque si, por la reciente muerte de mi querida tía.

Se subía por una escalera en el testero derecho del patio, que colindaba con una estancia del piso bajo, cocina ,comedor y sala, de los porteros del Convento, Pepa y Rafael y familia.

Se subía a una primera planta  con  tres direcciones. Una dirección a la izquierda llevaba a una habitación, tras un largo pasillo, que albergaba el dormitorio del capellán, habitación que comunicaba con la Iglesia conventual de Sta. María.

Una dirección central cuya puerta daba acceso a lo que se conocía como la casa del capellán, toda ella rodeada por una galería de grandes ventanas, que daban gran iluminación a toda la planta .

La tercera dirección llevaba a los dormitorios de los porteros.
En este Monasterio residí muchos años.

Muchas vivencias de los años jóvenes hasta que me fui a la calle José del Toro 23 2º.

Allí terminé la carrera y allí me casé con Begoña Rodriguez en el año 1976 y allí nació mi primer hijo Francisco, cuyo nombre le puse como homenaje a mi querido capellan, falllecido un año antes.

Recuerdo en esa estancia las visitas de amigos de mi tío , especialmente los curas como el padre Ortega, párroco de la Merced, padre Torre muy amigo ,con el que hizo algún que otro viaje. Recuerdo algunas visitas de un relativamente joven padre Loring a las monjas. Gran persona con el que conversé años mas tarde,  fuera de Cádiz

Muchos de mis amigos pasaron por esta estancia, a veces para estudiar, en el último año de carrera, o para salir   por Cádiz, Jesús  Suarez, Juan Ignacio, Carlos Manella, Lalo Cañada, Gumersindo Fernández, Enrique Gómez Hör……
Después de José del Toro nos mudamos a una bonita casa, moderna en aquella época, en el Barrio de la Laguna

Mis tres hijos se casaron y tengo cinco nietos. Es maravilloso ver pasar la vida y poder recordar una estancia en un lugar tan histórico como el Convento de Santa Maria

"El día 29 de Noviembre de 2017 es un gran día, se colocó la PRIMERA PIEDRA en la rehabilitación de la Casa del Capellán. Once años después de salir las Monjas del Monasterio, y tras gran cantidad de vicisitudes, comienza la primera fase de estas anheladas obras, “financiadas exclusivamente” por la Comunidad Concepcionista y la Asociación de Amigos del Monasterio, con la aportación de sus socios y de las visitas guiadas."

{
}
{
}

Deja tu comentario El Convento

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre