Avisar de contenido inadecuado

CAMBIOS

{
}

Cuando llegamos aquel octubre a Uad Lau, Tetuán ( Marruecos), yo tenía siete años y mi hermana ocho. Pienso que esta edad es crucial en la vida de una persona.

Quiero decir que es una edad en la que un niño asume ya, responsabilidades. Por eso es importante que los padres sean capaces de prever una formación adecuada y encontrar un lugar capaz de albergar ese ambiente que posibilite dicha formación.

No era Uad Lau el lugar más propicio para una labor tan delicada. Pero los padres, eran los padres, no cabía discusión con los tíos, por decir algún cercano familiar.

Años felices de unos padres en aquel Protectorado Español, , donde pudieron conocer otra cultura y costumbres que también enriquecieron a los hijos.
Los años cincuenta no eran los años en la que los padres se volcaban en la educación de sus hijos como lo veo actualmente en mis hijos y casi toda su generación.

No era normal que el padre se involucrara como ahora en las tareas de bañar al pequeño, darle de comer, vestirlo y dormirlos. Estas tareas la hacían las madres. Si, ahora las madres trabajan en la calle y las tareas domésticas se reparten pero sigo viendo más implicación en los padres.

Pero mucho más atrás en el tiempo los hijos eran casi objetos. Basta con echar una ojeada, a cualquier pasaje de novela o documento de hace doscientos años o más atrás, para comprobar cómo un padre podía llegar incluso a matar a su hijo y quedar impune, Era el derecho de los padres. Los hijos no tenían derecho.

En el siglo veintiuno se han invertido las costumbres y por ende los derechos de padres e hijos. Ser padre es muy complicado cuando los hijos han llegado en algunos casos a ser los dueños del hogar.

Me quedo atónito cuando oigo o leo en prensa casos de unos padres condenados a multas o prisión por motivos tan triviales como dar un ligero cachete, castigar sin teléfono móvil durante un día, o dejar sin postre al pequeño consentido. Es un dislate, que un juez llegue a aplicar una ley tan absurdamente.

{
}
{
}

Comentarios CAMBIOS

Una hora después de escribir este post leo en Diario de Cádiz: Detienen a una pareja por irse de copas y dejar a su bebé en casa.
Los vecinos alertaron a la abuela de la niña, de 18 meses, que la encontró sola en casa.
Esto hace cincuenta años seria inconcebible. Vamos mejorando ¿no?

Deja tu comentario CAMBIOS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre