Avisar de contenido inadecuado

Alcaldes : Una visión pesimista

{
}

La ciudad de Cádiz, mi ciudad, reconocida internacionalmente como la ciudad más antigua de Occidente, ha sido protagonista en momentos importantes de la historia de nuestro país. Durante el siglo XVIII tuvo una extraordinaria importancia al ser un puerto de enorme tráfico marítimo.

En el portal de España ilustrada, se puede leer que,
en 1717, en perjuicio de Sevilla, Felipe V trasladó a la ciudad gaditana la sede de la Casa de Contratación y el Consulado de las Indias hasta finales de siglo, convirtiéndose en el puerto comercial de la Carrera de Indias, el más importante de España y uno de los más importantes de Europa. Ahí es nada.

De todas formas lo que hoy deseo reflejar es, que Cádiz como casi todas las ciudades del mundo ha sufrido altibajos a lo largo de los últimos setenta años, que es el periodo que yo he podido observar.
Si nos remontamos a setenta años atrás, el Cádiz de 1948 era una ciudad triste y muy oscura, que a mis ojos de niño así me parecía, tal vez porque yo venía con mis padres en verano desde el Tetuán del Protectorado. Digo lo de oscura no en sentido figurado, que también, sino por la poca luz que de noche había en sus calles.

Acababa de aterrizar ese año en el Ayuntamiento el flamante Alcalde José León de Carranza, hijo del famoso alcalde Ramón de Carranza, el que da nombre al estudio de futbol y a la Avenida del mismo nombre en el antiguo Paseo Canalejas.

Este Alcalde que estaría en el cargo hasta su muerte en Mayo del 69, no pasó inadvertido ni en la ciudad ni en la capital del Estado, donde a veces acudía a negociar asuntos de nuestra ciudad. Entre las muchas obras que hizo cabría destacar entre otras muchas, la construcción del estadio de futbol ya mencionado, y sobre todo la construcción del segundo acceso a la ciudad, el Puente levadizo que lleva su nombre y al que desgraciadamente no llegó a conocer pues se inauguró en octubre de 1969

Este Alcalde también tendría que comenzar la reconstrucción del llamado en la época, Cádiz de extramuros, parte del mismo devastado por la explosión de 1947, que ya mencioné en algunos de mis recuerdos en jomaiga.

Sucedió en la Alcaldía a Carranza su teniente de Alcalde, Jerónimo Almagro Montes de Oca al que se conocía como el manco porque le faltaba un brazo. Con una mano era muy rápido y diestro comiendo gambas. Me comentó esto un compañero que, graciosamente accionaba la forma de comerse las gambas en el Anteojo de Pepiño, Restaurante que frecuentaba en actos protocolarios.
No fue Almagro un Alcalde como su antecesor que hizo grandes obras públicas. Fue Alcalde hasta enero del 76.Es decir gobernaría la ciudad durante siete años. Moriría diez años más tarde en 1986

Después de Almagro ocupó la Alcaldía, Emilio Beltrami.Muy pocos recuerdos puedo aportar de este Alcalde, que pasó sin pena ni gloria en mi ciudad y que solo estaría en San Juan de Dios hasta que se convocan las primeras elecciones municipales democráticas, el año 1979.

Ese año aparece en la escena el PSOE y un muchacho sevillano, afincado en Cádiz, licenciado en derecho, Carlos Diaz, es el nuevo  alcalde de Cádiz. Ni el mismo se lo podía creer. No tenia todavia el partido de Felipe Gonzalez muy controlado a sus cuadros y líderes locales

Mi amigo Jesús Suarez conocía a Carlos Diaz de verlo en algunas de las tertulias, a los que yo acudí en algunas ocasiones que en aquellos años teníamos en la cafetería Andalucía de la calle Columela. Jesús Suarez, que se había comprado un apartamento en los Delfines del paseo marítimo, era vecino de Carlos y me lo describía como un muchaho de su edad con el que llegó a conversar en ocasiones.
Una revolución en España la entrada en el 79, de partidos de izquierda en las Municipales.

Fue un alcalde prudente, nada exaltado y bastante cercano con los problemas de la ciudad.
Cuando en 1982 ganó el PSOE no recibió nuestro alcalde todo el apoyo que se esperaba. De eso se quejaría amargamente muchos años después.

Carlos Díaz tuvo un largo y aburrido mandato que duró dieciséis años. Recuerdo esos años en que la ciudad estaba siempre patas arriba. Las calles más céntricas y las avenidas siempre en obras y se llevaban asi meses y meses incluso años.

Recuerdo los fines de semana de esos años como los más aburridos en la ciudad de Cádiz El tiempo ha pasado y a muchos de nosotros se nos ha olvidado que teníamos que ir a Jerez o a San Fernando o al Puerto de Sta. María,  para ir a unos grandes almacenes, porque en Cádiz no había. O tener que salir de la ciudad para ir al cine, En Cádiz no había ni una sala de cine Si salías un sábado o domingo por la tarde por las calles del centro no se veía un alma.
Sería injusto por mi parte obviar lo que este buen hombre aportó a pesar de la tacañería y falta de atención de su partido que era el que gobernaba en España y en Andalucía.
Carlos Díaz hizo entre otras obras, el paseo marítimo que estaba muy anticuado y la eliminación de las casetas. Último reducto este de las clases más privilegiadas de la ciudad Remozó los pavimentos de plazas y calles y contribuyo a la asociación entre los barrios. Tambien 
En las elecciones municipales de 1995 aparece por primera vez ganadora en la historia de Cádiz, una mujer Teófila Martínez.
De su gestión como alcaldesa deben destacarse el soterramiento de la vía férrea a su paso por Cádiz, la recuperación de edificios emblemáticos para la ciudad, la urbanización de los terrenos ociosos de Astilleros, el inicio de las obras del Puente de la Constitución de 18122, la creación de nuevas concejalías de carácter social y la celebración del Bicentenario de las Cortes de Cádiz, año en el que se conmemoraron los doscientos años de la Constitución de Cádiz de 1812, la primera constitución española. Cádiz se convirtió durante 2012 en Capital Iberoamericana de la Cultura y fue sede de la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado albergando un gran número de exposiciones y eventos culturales de primer nivel mundial a lo largo de todo el año.

Cádiz adquiere vida,  la gestión de Teófila es decisiva para convertir la ciudad en una urbe moderna, en poco tiempo. Vuelven los cines y los grandes almacenes y las calles se llenan de nuevas tiendas y se llenan de gente.

Pero veinte años es mucho y la gente necesita cambios como el ocurrido en el caso de Carlos Diaz. Lo peor es que el cambio ahora es a peor. En efecto la entrada en la política de un partido atípico llamado Podemos y el ansia del PSOE por desalojar al PP de San Juan de Dios acabó de malas maneras con Teófila Martínez, que en las elecciones de 2015 no obtuvo la mayoría absoluta.

El nuevo personaje cuando lo tuve enfrente me pareció un insulto. No me podía creer que mis paisanos fueran tan ciegos para haber propiciado una cosa así. Pero la historia está llena de aventuras absurdas, que siempre tienen un origen y un responsable. Y en este caso ya he dicho el origen. El responsable averígüenlo, que es muy fácil.

Dos partidos del estilo Podemos se alinean para que salga de alcalde Jose Maria Gonzalez, alias El Kichi . No hubiera sido posible ese acceso del personaje a la alcaldía, reitero, sin el apoyo del PSOE.

Después de tres años de Kichi no he visto nada nuevo en el desarrollo de Cádiz, si exceptuamos el carril bici y el destrozo del paseo marítimo.Eso si, hay que reconocer el deseo frustrado de cambiarle el nombre al estadio Ramon de Carranza, si bien fue compensado por el cambio de Avenida Ramon de Carranza por el larguísimo de 4 de Diciembre de 1977. Todo un éxito  

{
}
{
}

Deja tu comentario Alcaldes : Una visión pesimista

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre