Avisar de contenido inadecuado

Mi abuelo. In memoriam

{
}

Hay personas admirables, capaces de sublimar toda la rabia, todo el odio, todo el renor y todo  deseo de venganza a solo unos días de recibir un enorme impacto, cual es la muerte sin razón de un ser muy querido.

 No puedo comprender la serenidad y ese saber perdonar al responsable, al asesino convicto de un familiar,  a las pocas horas de ocurrida la tragedia. Ni  con ochenta años transcurridos perdonaría a un asesino.

Hace unos cuantos años descubrí al asesino de mi abuelo al que no conocí porque  sucedió hace cerca de ochenta años. Mi abuela me contó cómo fue asesinado por unos anarquistas, y mi madre como presenció el crimen cuando solo contaba 14 años. Cuando ya ninguna de las dos existe, no puedo contarles yo  la manera absurda de  quien y como cómo lo hizo,  con nombre y apellido.

«Si me hubiesen dicho que en Casas Viejas habían matado a un hombre indebidamente, me hubiera inclinado a creerlo o a temerlo; pero al decirme que allí se había fusilado a quince o veinte hombres, la monstruosidad me pareció tal, que pensé: esto es imposible.» Estas palabras entrecomilladas atribuidas al Presidente del Gobierno, Sr. Azaña, me producen sorpresa. Esas palabras no me parecen sinceras.

 El hecho ocurrido en esa aldea de Cádiz en 1933, es el absurdo elevado a la enésima potencia. En estos ochenta años, que contemplan los sucesos de Casas Viejas se ha escrito de todo, verdades y mentiras,  en España y en otros países, pero me da igual; solo sé que el detonante de aquello fueron los actos de unos cobardes e ignorantes, que alimentados por otros no menos cobardes aunque menos ignorantes, se atrevieron a tomar las armas contra la Guardia Civil, sin darse cuenta que ahora y menos antes,, no iban a quedar impune. De todas formas siempre supe que no es imputable a la Guardia Civil  la venganza o revancha del asesinato de mi abuelo.

 José Monroy definió a Gallinito como un valiente; pero según Juan Sopas, «era más cobarde que una gallina» Este Gallinito era un activista de la CNT, el instigador o cabecilla del movimiento anarquista en la zona, justamente el cerebro de la operación contra mi abuelo.

 Ya  tenemos al   “artista" de la operación, ,  Gallinito, que sin duda calentó el ambiente.  Según mi abuela Ramona éste pudo acercarse al cuartel, para pactar la rendición a lo que mi abuelo contestó  "que no contaran con él. Que él era fiel a la República, a la cúal había jurado lealtad"  .¿Parecerá terco mi abuelo? Seguro que no pudo predecir lo que vendría horas después de aquella conversación.

 Falta el brazo ejecutor, el que apuntó a la cabeza de mi abuelo disparando estúpidamente y ya lo descubrí,  hace unos años. Se trata de Manuel Quijada.

 “Se confían. El sargento    Manuel García Álvarez,  comandante de puesto y el guardia  Román García Chuesca se asoman a una ventana.  Manuel Quijada afina la distancia y les acierta en pleno rostro, a los dos,  de un solo disparo. Están heridos de muerte

 Cuando se habla de la tragedia se contempla a veces la dimensión política, ya tratando de denigrar a Azaña ya tratando de exculparlo de toda acción,  cuando menos no ejemplar. Es este  el caso del periodista asturiano Tano  Ramos que en su obra “Casas Viejas, crónica de una insidia” , quien me fue presentado en el acto de la presentación de su libro el 15 de Junio en la BPP de Cádiz.

 Hizo el Sr. Ramos un análisis de .lo sucedido que pudiera interesar a muchos menos a mí. Por mucho que el señor Caro le diera todo el valor  en la presentación,  que  no discuto.

Supongo que el libro del  investigador americano Mintz, “Los anarquistas de Casas Viejas”, que Diego Caro compró al  norteamericano para la Diputación de Cádiz debió ser muy interesante. Tampoco se la cifra que le pagaron a Mintz y tampoco me importa

 Magnífica la presentación del historiador Jesús Núñez, que conoce bien el tema,  que de forma políticamente aséptica dio al acto la importancia que suscita a pesar del tiempo, al verse la sala repleta de público y haciendo alusión a los nietos de Manuel García Álvarez, allí  presentes. Magnifico historiador he dicho, pero mejor persona, gracias al cual he aprendido a valorar aun más a la  Guardia Civil.

{
}
{
}

Comentarios Mi abuelo. In memoriam

Es muy difícil perder a su abuelo, sin embargo debemos de aceptarlo cómo algo inevitable, disfrutar al máximo y darle una excelente calidad de vida a ese ser que tanto amamos, yo de mi abuela comparti conocimiento, excelentes historias y una educación que rebozaba en humildad y amor. Estoy seguro de que tu abuelo fue excelente y siempre lo tendrás en tu corazón
Mariana Mariana 04/07/2012 a las 22:27
Gracias Mariana por tu comentario.Ignoro quien eres y  como has dado con mi blog.Espero tu respuesta .Saludios

Deja tu comentario Mi abuelo. In memoriam

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre